Motivacion e incentivos productividad Un club del empleado para motivar al equipo

club del empleado

Hemos hablado muchas veces de diferentes soluciones de motivación para equipos como pueden ser los programas de incentivos que buscan fidelizar a nuestras audiencias internas: empleados, equipo comercial y equipo de ventas, canal distribuidor y puntos de venta, mayoristas, agentes comerciales y representantes, redes de franquicias, entre muchas otras. En el caso concreto de los empleados, la motivación constante juega un papel clave en los resultados de la compañía.

Reforzar los vínculos entre los diferentes elementos involucrados en una relación comercial es uno de los objetivos que trabaja el marketing relacional. La fidelización y la motivación de equipos es una de las actividades más visibles de este tipo de marketing basado en crear y mantener relaciones buscando la máxima rentabilidad en el largo plazo.

Si aplicamos esta disciplina de manera interna, es decir, dirigida a los trabajadores de una empresa, encontramos diferentes opciones a implementar en nuestros equipos: soluciones de gamificación con recompensas, actividades de team building, programas formativos o un club de empleados, entre otros.

El club del empleado como estrategia de motivación

Un “club del empleado” es un tipo de plataforma —generalmente de acceso online o alojada en una intranet de la compañía— en la que se llevan a cabo y se ponen en valor diversas actividades que buscan fomentar el sentimiento de pertenencia a una empresa, la adhesión a los valores de una marca y, en definitiva, aumentar la motivación profesional. El aumento de la motivación de los empleados irá sin duda ligado a una mejora del bienestar y la calidad de vida del trabajador, así como de la productividad de la compañía.

Dentro de un club de empleados pueden integrarse diferentes servicios como programas de beneficios mediante acuerdos y partnerships con otras empresas (descuentos, promociones, etc.), tiendas del empleado en las que poder conseguir productos de la marca con descuentos, programas de formación continua con recompensas, redes sociales internas en las que los empleados puedan compartir todo tipo de contenidos, etc.

En definitiva, contar con un club de empleados puede ser una solución óptima para la motivación de equipos, fomentando el sentimiento de pertenencia a la organización así como el de comunidad, ayudando a crear y mantener relaciones saludables entre los miembros de la plantilla.