programa de incentivos Motivacion e incentivos El poder de los incentivos al canal distribuidor en HORECA

incentivos al canal distribuidor

Una de las partes más relevantes —si no la que más— de la fidelización en el negocio es la que tiene que ver con los colaboradores internos y externos. Los empleados, los equipos de ventas, los mayoristas, los distribuidores, las redes de puntos de venta, etc., son los principales embajadores para muchas marcas en canales como el retail o el HORECA —acrónimo de «hoteles, restaurantes y cafés»—.

Para una compañía que vende sus productos a través de este tipo de puntos de venta y servicio, contar con programas de incentivos al canal distribuidor reforzará sin duda la imagen de la marca ante un público clave para el éxito de los productos o servicios.

Tradicionalmente, los programas de incentivos dirigidos al canal distribuidor han constituido una apuesta segura en términos de fidelidad por parte de dichos distribuidores, así como en presencia de marca y visibilidad. Desde los elementos decorativos para colocar en el interior de bares hasta el mobiliario de las terrazas de verano, son muchos los elementos que multitud de profesionales del sector HORECA obtienen a través de este tipo de programas. Las compañías, por su parte, se esfuerzan en la creación de incentivos originales para el canal distribuidor a través de la innovación, buscando elementos llamativos, prácticos y relevantes para el negocio.

Una de las últimas innovaciones en este sentido es la presentada a principios de este verano de 2019 por el grupo Mahou San Miguel en su plan de incentivos: una línea de mobiliario de terraza sostenible que reduce los niveles de contaminación ambiental. Las mesas y sillas que configuran la terraza y que el grupo cervecero distribuye a los locales adscritos a sus programas de incentivos están fabricadas con un 20% de materiales reciclados, y son a su vez reciclables en su totalidad. Además, los parasoles cuentan con una serie de innovaciones basadas en nanotecnología que purifican el aire, reduciendo los niveles de sustancias nocivas para la salud. Según información de la propia compañía, el número de parasoles instalado a nivel nacional equivaldría en términos de purificación del aire a un bosque de 32.000 árboles.

Sin duda, la sostenibilidad es una cuestión a tener muy en cuenta desde la perspectiva de negocio. De cara a conseguir objetivos de sostenibilidad como los ODS establecidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, es imprescindible la implicación del sector privado. En el caso de Mahou San Miguel, la iniciativa se enmarca en el marco estratégico en sostenibilidad desarrollado por la compañía, a través del cual llevan a cabo diferentes programas como el reciclado de mobiliario antiguo y su donación a ONGs como Fundación Valora.